30 de julio de 2015

Matar a un ruiseñor.

Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama, cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violara una mujer blanca. Novela de iniciación, Matar a un ruiseñor muestra una comunidad, la del sur de Estados Unidos durante la década de 1930, dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente y la rigidez de los vínculos familiares y vecinales, así como por un sistema judicial sin apenas garantías para la población de color.
Parece ser que el "nuevo-antiguo" libro de Harper Lee "Ve y por un centinela" que recupera años después, la figura, ya adulta, de "Scout" nuestra niña protagonista en "Matar a un ruiseñor", está creando cierta controversia. 
Hay quién opina que debió haberse quedado durmiendo el sueño de los justos en el cajón del que, parece ser, fue rescatado del olvido. No seré yo quién profundice en este tema, ya que no lo he leído, pero me atrevo a decir que después de haber leído "Matar a un ruiseñor" no quiero empañar su lectura, y su recuerdo, con anexos (que vaya usted a saber por qué su autora prefirió dejar sin publicar, sus motivos tendría la buena señora, digo yo).
Digo esto, porque me ha parecido una novela redonda y con suficiente entidad propia como para colocarle "añadidos".


Pues bien, sin profundizar más en este tema, que merecería otra entrada a parte, vamos con la lectura que hoy nos ocupa y que es "Matar a un ruiseñor".

A riesgo de repetirme, debo comenzar diciendo, que me enfrenté a su lectura con alguna que otra duda, ya que los clásicos siempre me producen cierto respeto, creo que no tengo término medio con ellos; o me gustan bastante o los detesto. En esta ocasión debo meter "al ruiseñor" en el cesto de los "me gustó bastante".

La novela goza de un estilo muy cuidado y elegante a la par que ameno y entretenido. Cosa a veces difícil cuando se trata de hacer un retrato de una época en concreto, sin muchas más cosas que ofrecer que los convencionalismos y las pequeñas tramas cotidianas.
Esto lo comento, porque no sabía casi nada sobre la trama de la novela, ya que ni siquiera he visto su adaptación cinematográfica, más que de refilón. Quería que esto continuara así hasta poder leer el libro para poder sorprenderme más. Y resulta, que yo esperaba una trama con giros y sorpresas más contundentes, pero me encontré con una lectura sosegada, en la cual se nos va narrando la vida cotidiana de los hermanos "Finch" durante su infancia y preadolescencia: sus pequeñas aventuras casi domésticas y poco más.


Todo este tramo de la novela lo viví, como he dicho, un tanto desconcertada, ya que no tiene demasiada emoción hasta que no llegamos al tema del juicio en el que su padre "Atticus", un abogado viudo de mediana edad, bebe defender a un nombre negro acusado de violar a una mujer blanca.
Aquí es, cuando, a mi parecer, la autora despliega todas sus dotes de narradora, convirtiendo la lectura en mucho más adictiva de lo que estaba siendo hasta el momento.

Una vez finalizada  y rumiada la lectura, te das cuenta de que pese a no contar con grandes sorpresas ni giros argumentales, acabas de consumir una dosis de buena literatura. 
Te das cuenta que estos golpes de efecto, que acabo de comentar y que esperaba, no son lo que Lee pretendía plasmar, sus golpes son más duros aún, y profundos, son golpes a los sentimientos. Un vapuleo a la sociedad de aquel entonces, que, pese a estar mucho más cercana a nosotros en el tiempo que otras sobre las que había leído, conservaba unas encorsetadas costumbres y prejuicios, propios de tiempos mucho más lejanos.


Esta es la obra de Harper Lee, la que pretende retratar temas sociales con mucho calado, mediante, a priori, un placentero paseo en barca que es la vida de nuestros dos muchachos protagonistas. 
Cada uno se vale de sus propias armas en la literatura, y las de Harper son sublimes pero efectivas.

Todo esto, que os acabo de comentar, nos conduce a un final redondo, emotivo y con sustancia que nos deja satisfechos. 
Por eso, entre otras cosas, os comentaba al principio, que me quedo con la historia tal y como está. No quiero empañarla reencontrándome con la "Scout" adulta que se supone que retoma "Ve y pon un centinela".

A veces, hay cosas que es mejor no tocar y dejarlas como están.


Mi puntuación es:

7.5/10


26 de julio de 2015

La chica del tren.

¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, si.Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas? y la misma parada en la señal roja.Son solo unos segundos, pero le permitenobservar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un dia ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?Tu no la conoces. Ella a ti, si.



Desde hace muchos años existe "la canción del verano". Últimamente, parece ser que también se ha puesto de moda el denominado "libro del verano". Normalmente, suele ser una lectura ligera y adictiva, que da qué hablar y corre de boca en boca en todos los círculos lectores. Pues bien, este año, me atrevería a decir que tan "significativa" denominación ha recaído sobre el libro que hoy os traigo: "La chica del tren". 
Todo el mundo, que se ha enterado de que lo estaba leyendo, me ha preguntado "qué me estaba pareciendo porque todo el mundo habla de él". Pues nada, aquí estoy para dejaros mi humilde opinión.

Lo primero que quiero decir, es que es un libro que, enganchar sí engancha, y se lee rápido y bien. Esto lo he vivido de una forma un tanto contradictoria porque, bien es verdad, que la obra, salvo en su desenlace, tiende a crear una especie de círculo vicioso sobre si misma y abunda reiteradamente sobre las mismas cosas, que son, en su mayoría, la desgraciada y decadente vida que lleva actualmente nuestra protagonista, Rachel. 
Todo esto, propiciado por una separación matrimonial que no supera y que ha desembocado en un terrible problema con alcohol. 
Cuando entramos en este círculo vicioso, la lectura llega a ser realmente angustiosa; logra traspasar las páginas y llegar hasta nosotros sintiéndonos realmente amargados al igual que nuestra protagonista. Esto, por un lado resulta un tanto repetitivo y agobiante, como acabo de comentar, pero por otro lado creo que tiene gran mérito; no todo el mundo es capaz de transmitir de esta manera a los lectores.

Toda la trama, gira en torno a pocos personajes, principalmente cinco, obviando los secundarios que gozan de bastante poco protagonismo y están ahí casi que por dar la réplica y en ocasiones ni eso.
De los cinco protagonistas, la voz cantante la llevan las tres protagonistas femeninas: Megan, Rachel y Anna. Dividiéndose la lectura en capítulos narrados en primera persona por cada una de ellas, pero no a razón de uno cada una, sino que podemos leer por ejemplo tres seguidos de Rachel y uno de Ana, para que os hagáis a la idea. Osea, que se van intercalando de forma irregular.

Quizás esto es una de las bazas que juega a favor de la obra, ya que al estar narrado en primera persona logra que nos sumerjamos e involucremos en todo lo que va aconteciendo. 
Todas ellas, cada cual a su manera, viven una vida un tanto tormentosa y marcada por su pasado. Aunque, de cara a la galería (cada con sus propias artimañas) sepan disimularlo. 
De todos modos, Rachel es la que lleva el peso de la historia, indiscutiblemente.

Este libro, ha sido comparado bastantes veces, con "Perdida" de Gillian Flynn. Bien es verdad, que a mí también me lo recordó en múltiples ocasiones, pero la trama es bastante diferente. Y así como en "Perdida" encontramos un giro que es totalmente sorprendente y que salva la novela, ya que un tercio, o más, de esta, estaba resultando floja, en "La chica del tren", no vamos a encontrar giros inesperados, si descontamos el final finalísimo, en el cual se descubre quién es "el malo o mala" de la historia.
Hay quién dice que le resultó previsible. Yo, si os soy sincera, no lo vi venir; ya que la autora nos va dejando pequeñas pinceladas para que vayamos sospechando de algún que otro personaje y luego resultó ser quien menos me esperaba. Y ya no digo más, que ya he dicho demasiado y no quiero hacer spoiler porque ya lo estoy rozando.

En resumen, un libro que se deja leer bien, que te mantiene pegado a sus páginas porque estás realmente intrigado por saber quién será el culpable. Pero que le da demasiadas vueltas a lo mismo durante casi toda la historia, sobre todo en lo referente al problema de alcoholismo de Rachel. 
Que sí, oiga, que sí, que ya nos hemos enterado de que se pasa casi toda la novela borracha... no siga por ahí por favor...
Con unos personajes bien perfilados, que cada vez se van definiendo más y más, conforme avanza la historia, gracias a que vamos descubriendo partes de su pasado, y de su mundo interior, que nos van dando alguna pequeña sorpresa. Pero eso sí, no esperéis ni un ritmo excesivamente trepidante, ni unos giros grandiosos y sorprendentes.


Mi puntuación es:

7/10


Quizás también te interese...







23 de julio de 2015

Otra vuelta de tuerca.

Una joven inglesa llega a una vieja mansión en el campo para encargarse de la educación de un niño y una niña que han quedado huérfanos. Poco tiempo después de su llegada, descubre que los niños reciben periódicas visitas de sus antiguos preceptores, un hombre y una mujer muertos un año atrás. La institutriz, horrorizada, decide hacer lo posible para defender a los niños, cuya custodia se le había encomendado, y trata de interponerse entre ellos y los fantasmas. Con esta historia, aparentemente tan sencilla, Henry James logro realmente el mas difícil todavía: dar otra vuelta a esa tuerca que hay escondida en todo relato de terror.



Hoy os traigo, quizá, una de las novelas de fantasmas más conocidas de todos los tiempos. Se trata de "Otra vuelta de tuerca" y, como su nombre bien indica, creo que muchos de los que os acerquéis a su lectura estaréis dándole vueltas a su verdadero significado mientras la leéis, y también después de haberla terminado. 
Normalmente, esto suele ser algo que me agrada en las novelas, el hecho de que "den qué pensar" pero en esta ocasión no lo he visto como algo positivo, si no que pienso que el autor se hizo su propia "paja mental" mientras lo escribía y creo que más bien, el buen hombre, y solo él, sabrá qué demonios ha querido contar en la historia. 
Sí amigos, podemos especular todo lo que queramos sobre lo que hemos sacado en claro tras la lectura. Yo, personalmente saqué mis propias conclusiones y, por lo que he podido leer tras terminarlo, investigando por internet, creo que eran correctas, pero desde luego si de algo carece la obra es de claridad. En ningún momento se nos deja totalmente claros cuales son los puntos y conclusiones a los que nos ha querido conducir el autor. Me temo que tendremos que conformarnos con nuestras propias conjeturas y suposiciones, y esto es algo que no me gusta y que siempre me ha dado rabia.


La novela empieza muy bien, con una gran dosis de misterio que nos hace esperar lo mejor de lo mejor. Pero, poco a poco, va perdiendo encanto y fuerza. 
Una de las razones por las que me ha parecido que así era, es por el hecho de que, en reiteradas ocasiones, de principio a fin, cada vez que estamos en una escena de gran tensión, esta se resuelve de forma anodina, con una interrupción o solución insustancial y pasando a la siguiente escena sin pena ni gloria. Esto cansa y resulta tedioso, porque son demasiados "coitus interruptus literarios" como yo los denomino, uno tras otro sin llegar nunca a culminar una escena con un terrible golpe de efecto que nos asuste realmente y nos deje ojipláticos o con los pelos de punta. Nada, un aburrimiento total.


Después de toda esta sucesión de escenas, que nos van conduciendo a la confusión porque no vemos a dónde nos quiere llevar la historia, llegamos al final que os comentaba al principio, y al cual deberemos nosotros dar forma en nuestra mente, terminando la historia en nuestras cabezas suponiendo lo que realmente ha querido contarnos.

Por lo tanto, como podéis ver, no me ha agradado nada, quitando del prometedor inicio que se queda solo en eso, en prometedor.

Lamentablemente, ha sido toda una desilusión para mí, ya que, incluso, me había comprado la edición que os traigo y que muestro en la fotografía principal. Ya que, siempre que puedo, me gusta tener los clásicos en ediciones de calidad. 
Esta es realmente magnífica, publicada por Galaxia Gutemberg - Círculo de lectores, y con ilustraciones en su interior, a cargo de Ana Juan,  como las que os dejo a lo largo de la reseña.
De todos modos, también os lo mostré en uno de los últimos vídeos de "Compras y regalos".

¿Vosotr@s lo habéis leído? ¿Os pareció una lectura clara?


Mi puntuación es:

3/10




21 de julio de 2015

El marciano.


Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres en caminar por la superficie de Marte. Ahora esta seguro de que sera el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atras a Mark tras darlo por muerto. Pero el esta vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara.Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentara a obstáculos aparentemente insuperables.Por suerte, el sentido del humor resultara ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado en seguir con vida, incubara un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA.Con un final sorprendente, El marciano es una novela brillantemente construida, un delirio ingenioso, con una mecánica del suspense que sorprenderá al lector una y otra vez y le hará perderse en el cosmos de la naturaleza humana y la lucha por la supervivencia. Una experiencia literaria excepcional en gravedad cero.


El marciano es un libro diferente, creo que hacía tiempo que no leía nada igual.
Antes que nada, debo aclarar que, bajo mi humilde opinión, todos aquellos que queráis embarcaros en la maravillosa aventura que supone trasladarnos al planeta rojo debéis saber a qué tipo de trama os enfrentáis. Sí, luego no me vale eso de "no me ha gustado porque yo pensaba que era otra cosa".
La sinopsis, en este caso (no como ocurre otras veces), describe perfectamente a qué lectura nos enfrentamos, por lo tanto lo mejor que os puedo decir es que si os atrae, al igual que lo hizo conmigo desde el primer momento en el que la leí, éste es vuestro libro y os gustará, de lo contrario mejor que paséis a otra lectura.

Una vez aclarado esto, quiero comentar que ha resultado una lectura muy singular para mí. Me ha parecido que el autor tiene un gran mérito y talento ya que considero que es muuuuy dificil mantener la atención del lector teniendo casi como único personaje en la historia a "Mark Watney", nuestro astronauta, y encima sin profundizar prácticamente nada en su personalidad, salvo las pinceladas que podemos percibir de ella, como por ejemplo su sentido del humor mientras se va desarrollando la historia y nos va narrando todas las vicisitudes que debe superar en el planeta plasmadas en su diario. Así que no sabemos nada de su pasado, ni casi de su familia, ni de como era su vida en la tierra.
Pero no importa, en esta ocasión no, y mira que a mi me gusta que se profundice en el perfil de los personajes... Pero esta historia es otra cosa.
Es una historia de superación, de esperanza, de fortaleza mental. de saber afrontar el día a día sin pensar demasiado en el mañana porque eso nos agobia y nos resulta contraproducente, esto último me ha gustado mucho, ya que a veces olvidamos vivir el momento en nuestro día a día e ir solucionando los problemas, o incluso las pequeñas dificultades cotidianas, poco a poco y una tras otra. Vamos ¡que no hemos solucionado una cosa ya estamos pensando como solucionar la siguiente!¡Con lo malo que es eso para nuestra salud mental!
Pues bien, creo que este es uno de los mensajes subliminales del libro, de qué manera saber sobrellevar estas situaciones llevadas muchísimo más al límite, por supuesto. Pero ahí está la gracia, si nuestro protagonista puede ¿no vamos a poder nosotros con problemas mucho menos trascendentales y decisivos, la mayoría de las veces?


En cuanto a lo que os comentaba del diario, no siempre lo escribe "diariamente" valga la redundancia. Es más flexible, y el autor se vale de él para poder escribir tres entradas el mismo día, si la trama lo requiere, o bien avanzar tres días de golpe sin entrada. A veces, me ha llamado la atención el hecho de que parece que en algunos momentos súper críticos, que los hay y bastantes, quedaba un poco raro que, casi simultáneamente, nuestro protagonista, se pusiera a escribir para contarnos lo que sucedía en ese momento cuando en realidad debería estar "a lo que esta" y solucionando el problema. Pero bueno, la composición de la narración, en esos momentos, es de esta manera y es lo que hay.


Por otro lado, yo no estoy muy puesta en lo que es el tema científico ni químico, pero creo que el autor ha realizado un gran trabajo porque todos los pasos que "Mark" da en la obra "tipo MacGyver" están perfectamente explicados. Vamos, que el 99% de nosotros no vamos a poder saber si nos esta tomando el pelo y se está inventando todas las explicaciones científicas de las que se vale el prota para arreglar y solucionar mil y un entuertos para poder sobrevivir en Marte, pero yo creo que, al estar tan bien explicadas son totalmente veraces, ya que cualquier persona con una carrera especializada, en las materias que se explican, podría darse cuenta enseguida de los errores o cosas absurdas y no creo que el autor se haya arriesgado a ello.
Estas partes, que nos vamos encontrando con tantas explicaciones, a veces se pueden hacer un poco pesadas pero es parte de la gracia de la novela porque gracias a ello vemos de qué manera se las ingenia el bueno de Mark para sobrevivir. Y claro está, el intríngulis del libro, y lo que hace que lo devoremos rápidamente (porque enganchar, engancha), es el hecho de saber si nuestro prota conseguirá salir con vida de esta, y ser rescatado, o todo se le irá al carajo en cualquier momento en ese pequeño y vulnerable campamento  que se ha montado y que goza de tan precario equilibrio.
Debido a esto, las paginas volarán de manera que casi no nos daremos cuenta, deseando saber como se soluciona todo.


Por su puesto, también hay otros, pocos, personajes en la historia. No voy a comentar qué papel representan porque si no desvelo parte de la trama y no quiero, pero también son bastante planos. Entran en escena, representan su papel y punto, tampoco vais a saber casi nada sobre su vida personal y no os vais a encariñar ni a ver reflejados en ninguno, pero ya os he explicado antes que no creo que esto sea una carencia en la novela, simplemente es así, se centra en otras cosas, no en perfiles con los que sentirse reflejados. Considero que, en este caso, no es bueno ni malo, simplemente ya os he dicho al comienzo que es un libro diferente.
Una especie de Robinson Crusoe interestelar que hará las delicias de todo aquel amante de la Ciencia Ficción que quiera acercarse al género de una manera asequible, no como en otras ocasiones y con otros libros, que son demasiado densos y complicados. Por este mismo motivo, cualquier profano en el género también puede probar y acercarse a sus páginas y creo que quedará satisfecho, o al menos con la sensación de haber leído algo genuino y diferente.
Debo comentaros también que, se supone, que en octubre de este año se estrenará la adaptación cinematográfica "The Martian" dirigida por Ridley Scott. Yo no quiero perdérmela, además, así le iré "dando la vara" a mi acompañante y comentando todas las jugadas, que ya sepa, por adelantado ;P


Para terminar, no quiero dejar de comentar el símil que me vino varias veces a la cabeza mientras leía la novela. Y es que, saltando las más que obvias diferencias entre las dos obras (sobre todo en cuanto al genero se refiere) me recordó al libro de S. King "El juego de Gerald" porque en él también se ve reflejada su maestría como novelista y como uno de los grandes. Siendo capaz, al igual que Andy Weir, de configurar una novela, de un número de paginas considerable, a partir de una sola situación, o circunstancia. Y también, prácticamente, con un solo personaje protagonista que lleva todo el peso de la trama y, a su vez, conseguir que el interés del lector no decaiga en ningún momento. Los que lo hayáis leído sabréis a lo que me refiero.


Mi puntuación es:

7.5/10

19 de julio de 2015

El guardián invisible.

En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en una circunstancia que lo relacionan con un asesinato ocurrido en los alrededores un mes atrás.
La inspectora de la sección de homicidios de la policía foral, Amaia Salazar, será la encargada de dirigir una investigación que la llevará de vuelta a Elizondo, una pequeña población de la que es originaria y de donde ha tratado de huir toda su vida. Enfrentada con las cada vez más complicadas derivaciones del caso y con sus propios fantasmas familiares, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un asesino que puede mostrar el rostro más aterrador de una realidad brutal al tiempo que convocar a los seres más inquietantes de las leyendas del Norte...



Llevaba las expectativas bastante altas cuando comencé la lectura de este libro. Me ha resultado bastante entretenido y no dejo de recomendarlo, si bien es verdad que no he encontrado nada sorprendente en cuanto al género en el cual se encuentra encasillado. Su punto fuerte es, en mi opinión, la ambientación que rodea los hechos; esos bosques navarros que dotan a toda la trama de un telón de fondo maravilloso a la vez que inquietante. 
El otro punto a su favor, es la historia personal de la protagonista y la relaciones con sus familiares y allegados. Ya que, de este modo, no solo nos centramos en la trama del misterio y asesinato que nos ocupa, si no que descubriremos terribles secretos familiares concernientes a Amaia y a su pasado que nos harán disfrutar doblemente de la lectura. 

Como he dicho al principio, podríamos decir que es una historia más policíaca. Pero, aderezada con los ingredientes comentados, alcanza un grado más, aunque tampoco he encontrado verdaderos giros excesivamente extraordinarios en la trama.

De todos modos, es una novela que me ha ofrecido, en conjunto, lo que esperaba. Por lo tanto no voy a dejar de recomendarla y voy a leer las otras dos partes que componen esta trilogía denominada, para quién no lo sepa "Trilogía del Baztán" cuyas continuaciones son: "Legado en los huesos" y "Ofrenda a la tormenta".
Se pueden leer independientes, ya que el misterio principal queda resuelto, pero bien es cierto que algunos aspectos personales de la protagonista nos van a hacer querer seguir leyendo las otras partes para comprobar de qué manera se continúan resolviendo.

Un libro fácil de leer, entretenido, que me ha dado lo que esperaba de él y que ha cumplido mis expectativas, de manera un tanto justa porque esperaba, quizás, un pelín más, pero las ha cumplido al fin y al cabo. 

Si sois amantes del género creo que os dejará satisfechos.


Mi puntuación es:

8/10


15 de julio de 2015

Resumen lecturas de Junio 2015.

¡Hola amig@s!

El mes pasado fue bastante fructífero en lecturas, aquí os las dejo:


"Carrie"
6/10


8/10


"Danza de dragones"
6/10


"Alas de fuego"
7.5/10


9/10


"A sangre fría"
6/10


8/10


7/10


"El alumno"
8/10


"El laboratorio de las almas"
8.5/10


Ya sabéis que los libros que no tienen el título enlazado a la reseña, serán reseñados muy pronto. De todos modos os dejo la puntuación para que os hagáis una idea de lo que me han parecido, ya profundizaré más en los motivos por los cuales los he puntuado así en la reseña correspondiente.




8 de julio de 2015

El mal camino.

En una carretera rural del sur de Francia, un hombre surge de la oscuridad y desencadena una serie de extraños acontecimientos, convirtiendo en una pesadilla las vidas del escritor Bert Amandale y su amigo Chucks Basil, una estrella de rock en horas bajas.Santiago se sirve de un escenario idílico e inquietante, en el corazón de la Provenza, para atraparnos en una historia que se lee compulsivamente y en la que late, de fondo, el destino de unos personajes marcados por sus errores.


Tanto en la fajita como en la sinopsis de la novela, que hoy os traigo, se hace especial hincapié en lo adictiva que resulta su lectura. Pues bien, aquí llego yo, hoy, para corroborarlo.

Mikel Santiago, ha resultado toda una revelación para mí, y estoy segura de que no será el último libro suyo que lea. La historia me atrapó de tal manera que la leí en dos ratos, literalmente. 

Pienso que es una historia que va de menos a más; en su primer tercio nos situamos en escena de una forma muy correcta y adecuada, con un principio muy intrigante. Luego, en sus dos, últimas, terceras partes ya es imposible dejar de leer. Todo este tramo de la historia es el que leí de un tirón, resultándome imposible despegarme de sus páginas y dándome las tantas de la madrugada. Y eso que al día siguiente tenía que madrugar... en fin "gajes del oficio".

Lo que más me ha gustado ha sido la fuerza de sus personajes y lo bien perfilados que están, tanto los "buenos" como los "malos". Aunque, no os creáis, el autor juega con nosotros y no nos permite tener claro en ningún momento si los malos lo son o no, aunque apostamos casi totalmente a que sí, nunca nos permite estar seguros al 100% creándonos bastante desasosiego y siempre tenemos la duda de si la historia se va a resolver como nosotros, más o menos, pensamos o todo va a dar un giro de 180º poniendo toda la trama patas arriba por completo. No puedo explicar este punto mejor porque ya sabéis que me gusta desvelar los menos detalles posibles para no restarle emoción a vuestra posible lectura de la obra.
En algunos momentos me recordaba cuando leí "Los renglones torcidos de dios", en la cual tampoco se nos permite, a lo largo de trama, estar seguros del todo de cual va a ser la resolución de la historia.

Por otro lado, creo que el autor también ha pretendido jugar con los escenarios, centrándonos en idílicos paisajes campestres provenzales y contrastándolo con las más terribles sospechas sobre los crímenes que están aconteciendo. Es una combinación "frio-calor" bastante interesante, ya que lo fácil hubiera sido construir unos escenarios más tétricos y condicionantes.

Todos los ingredientes que os he ido contando, y muchos más que no puedo revelar, nos conducen a un final de infarto. En el cual entra en juego, como os comentaba, las dudas sobre lo que realmente está pasando, ya de forma mucho más contundente, aun, si cabe. 

Centrándonos en el género al cual pertenece, me atrevería a decir que, esta novela, junto a "La última confidencia del escritor Hugo Mendoza" son dos de las mejores lecturas que he tenido en lo que llevo de año. 

¡No os la perdáis, no os arrepentiréis!


Mi puntuación es:

9/10


Quizás también te interese...




7 de julio de 2015

La joven durmiente y el huso.

En la víspera de su boda, una joven reina parte a rescatar a una princesa que se encuentra presa de un encantamiento. Deja a un lado su refinado vestido de novia, coge su espada y su cota de malla y se encamina con sus criados enanos hacia los túneles debajo de la montaña, que llevan hasta un reino onírico. Una reina capaz de decidir su destino y una princesa en apuros que no es lo que parece.

El libro que hoy os traigo es una auténtica delicia para los sentidos, esto creo que salta a la vista por su preciosa edición que está sumamente cuidada y repleta de pequeños detalles. Pero además de todo esto me ha sorprendido muy gratamente, ya que tenía grandes reticencias respecto a él porque estaba más bien cabreada con su autor "Neil Gaiman" ya que todo lo que he leído hasta el momento de él o no me ha gustado o ha sido pasable. 
Ya sé que a muchos de vosotros os encanta, por lo tanto no tendréis prejuicios ni dudas a la hora de comenzar este precioso relato. Sí, digo precioso porque esta vez "Neil" sí ha conseguido conquistarme... ya era hora. 


En este maravilloso relato encontraremos una historia alternativa y diferente a lo que podamos creer en un principio. Creo que, en gran parte por eso, ha logrado conquistarme, ya que, pese a sus pocas páginas, logra sorprender al lector y dejar más de un mensaje subliminal interesante.


La verdad es que me apetecía mucho hacerme con el libro desde que salió al mercado, pero por motivos totalmente superficiales ya que su ilustrador "Chris Riddell" me encanta. Lo que no esperaba, era que me gustara tanto lo que cuenta su interior, debido, como os acabo de comentar por la guerra declarada que tenia con el autor. Así que estoy contenta porque esta vez he quedado satisfecha con la historia que nos cuenta. 


Poco más puedo añadir, ya que si lo hiciera desvelaría prácticamente toda la trama ya que es un libro cortito, un cuento, diría yo, más bien. Tan solo os diré que, además de las alusiones obvias, al cuento de "La bella durmiente", encontraremos reminiscencias de otro también muy conocido, y un final bastante sorprendente. Y "hasta aquí puedo leer"... como diría una famosa presentadora de antaño.


Por lo tanto, si sois amantes, como yo, de las ediciones cuidadas y/o ilustradas, no dudéis en haceros con él pues además contiene una historia que, creo, merece la pena.



Mi puntuación es:

8/10