21 de abril de 2014

La metamorfosis.

Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, se encontró en su cama convertido en un monstruoso insecto.» Tal es el abrupto comienzo, que nos sitúa de raíz bajo unas reglas distintas, de La metamorfosis, sin duda alguna la obra de Franz Kafka que ha alcanzado mayor celebridad. Escrito en 1912 y publ icado en 1916, este relato es considerado una de las obras maestras del siglo xx por sus innegables rasgos precursores y el caudal de ideas e interpretaciones que desde siempre ha suscitado. 
Tenía éste pequeño ejemplar de "La metamorfosis" en mis estanterías desde hace bastante tiempo, me llevó a querer comprarlo el hecho de que la obra es un clásico mundialmente conocido, que ha suscitado todo tipo de criticas y especulaciones a lo largo del tiempo. También el hecho de que es una obra corta y que supuse que por muy farragosa que resultara al menos no tardaría mucho en leerlo y podría saciar mi curiosidad y ver a qué se refería todo el mundo cuando lo catalogaban de surrealista, pues si bien es cierto que más o menos sabía de que iba, nunca quise indagar demasiado para no perder el factor sorpresa a la hora de iniciar su lectura.
Además también me resultó muy apetecible esta pequeña edición de cantos dorados (no sé si se aprecia bien en las fotos que os muestro) que encima estaba al módico precio de unos pocos euros.


Una vez dicho esto os comentaré los puntos que quiero destacar tras su lectura.

Sinceramente, comenzaré diciendo que cuando no llevaba demasiadas páginas leídas pensé que a cualquier autor nobel de nuestros días al que se le ocurriera escribir semejante texto tan rockambolesco, quizás los editores le hubieran dado con él en las narices y le hubieran mandado a paseo por considerarlo una obra demasiado absurda y con poca salida en el mercado actual. 
Pero quizás el mercado hoy en día está más saturado de lecturas que antaño y es más fácil que esto suceda, no lo sé. 
La cuestión es que me sorprendió, cosa que por otro lado ya esperaba, y lo hizo por dos motivos: el primero por su trama surrealista; y en segundo lugar por el hecho de que todos los personajes secundarios que rodean a Gregório en la historia, toman, en mayor o menor medida, con demasiada naturalidad su nueva condición de insecto.

Profundizando en dichos personajes destacaría el hecho de que la familia de Gregório es tremendamente
egoísta, viven de su sueldo y lo primero que les preocupa tras su metamorfosis no es el hecho en sí, si no más bien que se les acaba su fuente de ingresos. El pobre Gregório que escucha todos estos comentarios desde su reclusión en su cuarto, encima está super preocupado y no tiene más afán que volver a la normalidad para no ver pasar penurias económicas a sus familiares. Por ejemplo tan solo desea recuperar su trabajo para poder enviar a su hermana al conservatorio de música, tal y como tenía previsto, pero aun no lo había comentado pues pensaba darle una sorpresa.
La hermana siente compasión por él e intenta cuidarle y alimentarle lo mejor posible, la madre se siente bastante desdichada también. En cambió el padre es tremendamente  odioso para con su hijo, pues lo desprecia terriblemente llegando incluso a agredirle en alguna ocasión.

Por lo tanto destacaría que lo mejor de la obra es que no deja indiferente y produce en el lector sentimientos encontrados además de hacerle reflexionar durante un tiempo sobre las posibles moralejas o mensajes subliminales que el autor pretendía plasmar cuando escribió la obra.

Conforme avanzaba en su lectura, se me llegó a ocurrir incluso que el final sería algo tan obvio como que todo había sido un mal sueño y finalmente nuestro protagonista despertaría. Aunque por otro lado lo encontraba bastante previsible y pensé que si fuera éste el desenlace no me agradaría demasiado precisamente por esto. Por supuesto no voy a contar si es así o no, deberéis averiguarlo por vosotros mismos.


En cuanto a los aspectos negativos, creo que el único que le he encontrado es el hecho de no darnos ninguna explicación concreta a lo que es el meollo de la cuestión, es decir, porqué sufre Gregorio la metamorfosis.

Y en cuanto al final, no desvelaré nada, tan sólo comentaré que vista la situación de nuestro protagonista... casi es lo mejor que le podía suceder.

No quiero terminar sin señalar uno de los aspectos más destacables y que por otro lado casi se me olvida comentar. Y es el sorprendente fino humor que destila la obra a lo largo de todas y cada una de sus páginas, algo que me sorprendió gratamente y que no me esperaba para nada.


En fin, una obra que creo merece ser leída aunque solo sea una vez en la vida por su originalidad


Mi puntuación es:



Quizás también te interese...






41 comentarios:

  1. Es un libro un poco pajilla mental, pero a mi me gustó. Sólo lo leí una vez y lo acabé del tirón. Por corto que es. No descarto una segunda lectura para pillar más matices. Creo que tiene su contexto filosófico, pero ahí soy tan lerda que no sé sacárselo xD

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaja, a mi me pasa igual, no me gustan mucho las lecturas en las que tengo que estar comiéndome la cabeza, prefiero que me lo den todo claro y mascado. Pero bueno, es original y creo que se le pueden sacar varias moralejas. Besos.

      Eliminar
  2. Lo leí y aunque es raro raro raro deja buenos consejos
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Es un clásico que tengo en pendientes y con muchas ganas de leerlo porque me encantan las tramas con un punto surrealista. Me recuerda un poco a las historias de Murakami (que a veces te descolocan completamente), así que estoy segura de que lo disfrutaré.
    Muchas gracias por la reseña :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente estoy leyendo ahora uno de Murakami, pero la verdad es que prefiero las historias más realistas o si no de fantasía pero no mezclado y surrealista. Pero bueno, ya te digo que este me picaba la curiosidad.

      Eliminar
  4. Me resisto a leer esta obra, no la entiendo y aunque no hay más que reseñas positivas a mí no me convence. Esta vez tampoco los dibus del libro, jeje.
    Un besito grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj esta vez los dibus no son del libro son sacados de internet. Pero nada si no te llama a otra cosa, yo ya te digo que lo leí por curiosidad y porque es cortito, si no me lo hubiera pensado dos veces. Muacks.

      Eliminar
  5. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog, me quedo por aquí.
    Este es uno de esos clásicos imprescindibles en mi estantería, lo he disfrutado muchísimo y me ha encantado la forma de escribir del autor. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  6. Kafka es importantisimo en la letras universales y yo estoy muy deacuerdo. lo lei hace poco y es excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es genuino. Besos.

      Eliminar
  7. Un clásico que me han recomendado muchas veces y aún tengo pendiente de leer,gracias poor recordármelo.Un saludo

    ResponderEliminar
  8. A mi me pareció un libro muy interesante para pensar. La cobardía, la falta de lealtad y el miedo a lo desconocido por encima del cariño de los tuyos. Un libro muy duro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que aunque sea muy raro te lleva a la reflexión, yo creo que en parte quiso reflejar aspectos de su propia vida y situación personal. Besos.

      Eliminar
  9. Hola Isabel, pues sí, recuerdo haber leído esta historia de Kafka, hace muchos años, aún así entre los vagos recuerdos que tenía y tu reseña, me han hecho renacer aquellos momentos cuando sentí la lectura. La narrativa es cruda, sin, embargo, tiene un particular enganche porque deseas conocer el desenlace. Como bien comentas, ayuda que sea de pocas páginas. Sí es de obligada lectura pero el mundo de Kafka generalmente es difícil sumergirte... La excusa de cuando lo leí es que era una época que me gustaba leer libros de terror y fue un momento cuando devoraba libros de Stephen King y Robin Cook (aunque este último más enfocado thriller en medicina...); y entonces me lo recomendaron. Un libro exclusivo para mentes inquietas. Un beso, y me alegro de leer esta reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes que tener la mente inquieta y sobre todo muy abierta. Yo no lo consideraria de terror en absoluto aunque la trama y el título pueden llevar a equívoco, por el contrario tiene un fino humor y más bien lo que da es pena. Creo que Kafka dejó mucho de si mismo en esta historia. Besos

      Eliminar
  10. Tienes toda la razón, sé que este libro debería ser leído... pero es que no me apetece naaaada de nada jajaja Me da pereza solo mirarlo :P

    Un besote guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada Frey, a otra cosa, será por libros!!

      Eliminar
  11. Un clásico que aún tengo pendiente. A ver si me animo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Buenas! lo leí hace algunos años y la verdad es que no me caló mucho... pero es verdad que de un tiempo para acá vengo pensando que debería releerlo, tal vez ahora lo vería de otra manera. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que afrontar su lectura "preparado" en cierto modo, y sabiendo que hay que mirar más allá de lo que se nos cuenta. Besos.

      Eliminar
  13. Es un libro muy interesante que deja poso. Lo leí hace muchos años y lo recuerdo perfectamnet.

    ResponderEliminar
  14. Lo leí hace muchísimos años y me impactó profundamente. Tengo pendiente su relectura, por eso de ver si siento lo mismo o es distinto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos contarás si han cambiado tus impresiones. Besos.

      Eliminar
  15. A mi éste libro me ha dejado bastante impactada, es cortito pero tiene toda la magia oscura de los libros antiguos, un beso

    ResponderEliminar
  16. Tengo que retomar a Kafka. Hace tiempo que empecé a leer este libro y lo dejé a medias pero tengo que leerlo completo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como es corto puedes retomarlo en cualquier momento y leerlo en un ratito. Besos

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Lo leí hace unos años, me impactó, pues porque fue una lectura obligada, pero al final me gustó conocer la trama de la que tanta gente habla. Gracias Isabel por traerlo a tu blog.

    Saludos,

    Poetisa.

    ResponderEliminar
  22. Clasicazo que tengo pendiente. Es cortito así que espero animarme pronto con él.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  23. La manera en la que Gregor pasa a ser insecto no es importante. Lo importante es lo que le ocurre y las reacciones que suscita a su alrededor. Yo no sé si Kafka escribió este relato con las intenciones que muchos críticos han descrito, pero sí es cierto que se nota una especie de metáfora de la sociedad. En fin, que es muy recomendable, por supuesto. Besos

    ResponderEliminar
  24. Yo haber si me pongo ya con esta obra, que la tengo pendiente desde hace bastante. Además, como dices, es cortita. Me llamó la atención en su momento por la rareza de la historia que se cuenta. No me imagino para nada la trama.

    ResponderEliminar
  25. La metamorfosis no se entiende desde la literalidad sino desde la apreciación de la poderosa metáfora que sostiene, es decir, la problemática a la que se lleva enfrentando el hombre moderno, en el que cada cual ha de encajar en una compleja maquinaria cuyo fin en última instancia es la optimización de la productividad, y para ello las piezas han de tener un fin meramente útil: surge la estandarización. En base a esta idea, Gregorio se convierte en escarabajo, pero la intención de Kafka no es que se interprete este hecho tan llamativo y estrafalario como una "fantasía" que alude al absurdo o al surrealismo, muy al contrario: está denunciando algo claramente palpable, a saber, el que es distinto a los demás hasta el punto de no poder resultar "operativo" –es decir útil– es apartado, despreciado y finalmente descartado, como una pieza con un fallo de fabricación en la cadena de producción.
    Los hombres de actitud tan misteriosa representan el mecanicismo de esa sociedad de la que hablábamos: fría, indiferente, interesada y carente de empatía. Ni siquiera la familia será garantía para Gregorio, que le despreciará igualmente, lo que desvela también la honda preocupación de Kafka por la integración de semejantes comportamientos en pleno entorno familiar.
    «El extranjero» de Camus toca también muy cercanamente este tema, pero abordándolo desde un ángulo más "convencional", y le añade certeramente el dilema del nihilismo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar