8 de septiembre de 2013

La segunda vida de Viola Wither.


Stella Gibbons, autora de La hija de Robert Poste, nos vuelve a deleitar con una comedia llena de agudeza, ternura e ingenio, en la que no faltan las largas fiestas estivales, los amores cruzados, las huidas, los giros repentinos, los amantes de la poesía y un bosque en el que los encuentros y los desencuentros ocurren siem pre de noche.Viola Wither es una chica encantadora y no muy avispada que se casa con un hombre con posibles al que no ama realmente. Cuando su marido fallece, Viola se queda en la más absoluta miseria, por lo que no tendrá más remedio que vivir con su familia política en The Eagles, una casa en la que todo es tristeza y oscuridad. El señor Wither es un hombre tacaño y gris. La señora Wither la ignora desde el principio y sus dos cuñadas, Tina y Madge, piensan demasiado en sí mismas como para ocuparse de ella. Por fortuna, siempre existirán las fiestas benéficas y la posibilidad de cruzarse en ellas con Victor Spring, el ídolo local, un hombre rico y algo superficial con el que todas las mujeres sueñan en silencio.
Hasta el momento todos los libros que había leído pertenecientes a este género o similares no habían resultado de mi agrado. Me parecían, como ya he dicho en alguna ocasión, un cúmulo de banalidades y un desfile de trivialidades sin sentido. Hasta el punto de que terminaba abandonando su lectura por muy pocas páginas que me quedaran.
Pero como no quería desistir, pues son unas ambientaciones y épocas que me encantan, decidí volver a aventurarme con él y en esta ocasión elegí a Gibbons para que me guiara en esta nueva aventura.
El libro comienza un poco lento, pero poco a poco te vas adentrando en la historia. Vas conociendo a los personajes (que son entrañables) te va rodeando la ambientación y parajes, en muchas ocasiones bucólicos, y finalmente te dejas llevar y vas sintiendo interés por saber cual será el destino de la buena de Viola.


Desde luego el ritmo podría haber sido un poco más ágil y ocurren pocas cosas teniendo en cuenta el número de páginas que tiene el libro, 464. Pero todo esto se sobrelleva bien gracias a la genialidad de la autora en cuanto a estilo e ironía, pues consigue que nos encariñemos mucho con los personajes y con los parajes donde se desarrolla la acción. Además, de mitad hacia delante, el ritmo y la sucesión de acontecimientos mejora notablemente.
Stella Gibbons hace gala de un finísimo humor y a mi parecer va dejando todo tipo de mensajes, entre lineas, que son adecuados para la época en la que se desarrolla el libro (década de los años 30) pero que, algunos de ellos,  también serian válidos y aplicables en la actualidad,
Pasando de puntillas, muy sutilmente, incluso por temas tan controvertidos como podían ser la homosexualidad, o el clasismo. Y componiendo muchas escenas hilarantes gracias al esnobismo de sus protagonistas.
Por lo tanto repetiré más hacia delante con la autora aprovechando que por mis estanterías anda otro título suyo: "La hija de Robert Post".


En definitiva una novela para disfrutarla sin prisas, para dejarse conquistar poco a poco por el maravilloso estilo de la autora. Con unos personajes que guardaremos en la memoria durante largo tiempo. Y que finalmente ha conseguido romper con la mala racha que mantenía personalmente con este género.

Muchas gracias a la editorial "Impedimenta" por facilitarme el ejemplar.

Mi puntuación es: 7

Quizás también te interese...






42 comentarios:

  1. Y yo que aún no me he estrenado con esta autora. Tengo que hacerle hueco pronto!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. pues la verdad no pinta mal, tal ves no sea perfecto pero me encantaría leerlo :D
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Stella Gibbons y la editorial Impedimenta es buena elección. Estaba claro que son una buena "terapia" para resolver y superar la mala racha :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Creo que puede estar bien, me gustan el humor fino y las escenas hilarantes a costa de personajes absurdos, y ver cómo se desenvuelve un alma cándida en un ambiente que no es el suyo.

    Muy buena tu reseña.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. De Stella Gibbons me leí La hija de Robert Poste y no me hizo mucho tilín, así que no creo que me aventure con este libro. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gibbons es mucho más diestra en manejar las palabras que la acción. A pesar de ello me gustaría leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes toda la razón en lo que has dicho. Besos

      Eliminar
  7. No he leído nada de la autora y tendré que animarme, lo que no sé es con qué novela lo haré.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno pues cuando lo decidas ya nos cuentas que te ha parecido. Besos.

      Eliminar
  8. No he leído nada sobre esta escritora, pero no sé si terminará siendo de mi gusto. Me lo pensaré porque no me termina de convencer. Aún así muy buena reseña ;)

    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ali, si no te convence mejor leer otra cosa, será por libros...

      Eliminar
  9. No me he estrenado con la autora, aunque le tengo muchas ganas: a ver cuándo le llega su turno! 1beso!

    ResponderEliminar
  10. A Gibbons la tengo pendiente todavía, creo que será de las que me convenzan, pese al ritmo pausado a mi esa hilaridad y humor me gustan. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces creo que será de tu agrado. Besos.

      Eliminar
  11. Vaya, lo que comentas de que sea muy lento nos echa para atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no os convence mejor dejarlo pasar.

      Eliminar
  12. Con tu reseña se me ha despertado la curiosidad, pero dudo de que el argumento me gusto. Me quedo dudoso, esperaré un tiempo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. He visto buenas reseñas de este libro, me gusta el toque de humor así que espero poder darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
  14. Es una autora con la que aún no me he estrenado a pesar de tener algunos libros suyos anotados y este también me parece una lectura interesante
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no hay prisa, seguro que tarde o temprano lees alguno. Besos.

      Eliminar
  15. Yo tambien tengo pendiente la hija de robert poste que seguramente un dia de estos me leere, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocío, que alegría leerte. Ya nos contarás que te ha parecido. Besos.

      Eliminar
  16. El género no me llama, lo siento >.< yo soy más de juvenil e.e

    ResponderEliminar
  17. Normalmente los libros de Impedimenta no me decepcionan. Este hace tiempo que quiero leerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Tengo que estrenarme con la autora sí o sí, aunque no es este el que tengo por casa =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  19. Hola hola preciosa! No me llama la atencion la historia la verdad, pero hay algo que me atrae, si la autora escribe bien es un punto a favor del libro y muy grande. Un beso cariñet

    ResponderEliminar
  20. Acabo de cogerlo en la biblio!! Jeje, y no había visto tu reseña. Me lo tengo que leer sólo por esa coincidencia, bueno y porque creo que me va a gustar su humor.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Que casualidad!! Tampoco te esperes una aventura que no veas, como he dicho en la reseña. Es una lectura sosegada pero muy bien escrita. Ya nos cuentas... muchos besos.

    ResponderEliminar
  22. Parece una historia que podría gustarme y no la conocía!! La tendré en cuenta ya que estoy probando con nuevos géneros!

    Besos =)

    ResponderEliminar
  23. Me encanta todo de tu blog el fondo esta lindisimo EL MMORADO es mi color favorito :D kjndjsd bueno pues que te digo? me llama la atncion pero no se si lo consiga, buscaré igual :D SALUDOS

    ResponderEliminar
  24. Primeramente, enhorabuena por tu blog.

    Yo me leí hace unos meses "la Hija de Robert Poste" y la verdad es que me pareció estar sumergido dentro de la época en la que lo relata...describe de forma muy colorista y hace acopio de un sutil sentido del humor, muy al estilo british. Impedimenta es un sello de garantías y si además el título merece un 7 por tu parte, habrá que pedírselo a los Reyes Magos...

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar